El hombre que plantaba árboles - EcoSpace
Ecología, Comercio justo, Sostenibilidad

El hombre que plantaba árboles

 

Jean Giono, en esta pequeña joya literaria, nos presenta en forma de parábola una propuesta ética para cambiar el mundo. Y esta utópica finalidad, nos aclara, sólo se consigue intentando cambiar el pequeño mundo de nuestro entorno más cercano. Adoptar un árbol

“El hombre que plantaba árboles” fue editado por primera vez en 1957 y reeditado en muchas lenguas. Nos cuenta la vida de un pastor, Elzéard Bouffier, en la región de los Alpes de Provenza, que dedica toda su vida a plantar árboles, y que con su perseverancia convertirá lo que eran yermos, por la acción destructora del hombre, en unos valles boscosos; con los árboles retornará la vida: el agua, los animales, y la gente que había abandonado los pueblos. Crea un personaje re­tirado del mundo, ejemplo de generosidad y humanidad, con una única dedicación: plantar semillas y plantones de árboles.

El texto del libro completo se puede descargar en pdf en este enlace

En 1987 Frédéric Back realizó un corto de animación basado en el texto, que obtuvo el Óscar.

La historia es tan conmovedoramente real que el lector deplora conocer que Bouffier es un personaje inventado de un cuento alegórico, uno de los textos de los que este prolífico autor se encontraba más orgulloso.

Ésta es la CARTA que JEAN GIONO escribió al director del Departamento de Aguas y Bosques, el señor Valderyon, sobre la supuesta existencia del protagonista :

Querido Señor,
Siento mucho decepcionarlo, pero Elzéard Bouffier es un personaje inventado. El objetivo de esta historia es el de hacer amar a los árboles, o con mayor precisión: hacer amar plantar árboles (lo que después de todo, es una de mis ideas más preciadas). O, si se considera por el resultado; el objetivo es obtener el mismo resultado de nuestro personaje imaginario. 

El texto que usted ha leído en “Trees and life” ha sido traducido al danés, finés, sueco, noruego, inglés, alemán, ruso, checoslovaco, húngaro, español, italiano, yddish y polaco. Cedo mis derechos gratuitamente a todas las reproducciones. Un americano me ha buscado recientemente para solicitarme la autorización para hacer un tiraje de 100 000 ejemplares del texto que van a ser repartidas gratuitamente en América (algo que tengo bien entendido y aceptado). La Universidad de Zagreb ha hecho una traducción al yugoslavo. 

Éste es uno de los textos que he escrito de los que me siento más orgulloso porque cumple con la función para la que fue escrito. Dicho sea de paso, esta historia no me aporta ningún céntimo.
Si a usted le es posible, me encantaría que pudiéramos reunirnos para hablar precisamente de la utilización práctica de este texto. Yo considero que es ya el tiempo de que hagamos una política favorable al árbol, a pesar de que la palabra política parezca bastante mal adaptada.

Muy cordialmente
Jean Giono

El hombre que plantaba árboles - EcoSpace
Fotografía de Jean Giono

¿Por qué son tan importantes los bosques?

Los bosques del mundo tienen importancia para todos sus habitantes, así como para la salud general del planeta. Los beneficios de los bosques para la sociedad y la diversidad de la vida hacen que sea vital protegerlos de la deforestación y otros posibles efectos negativos de la civilización.

Los últimos descubrimientos científicos de Suzanne Simard y su equipo de trabajo confirman que los árboles son seres vivos que respiran, deciden, sienten, se protegen y se comunican entre sí. 

Así se comunican los árboles entre sí

Los árboles de un bosque se comunican e interactúan entre sí mediante una red subterránea de hongos. A través de esta simbiosis, las plantas pueden contribuir al desarrollo y crecimiento mutuo y ayudar a los diferentes ejemplares del bosque, así que no sólo se comunican, sino que se ayudan.

El descubrimiento indica que todos los árboles de un bosque, sean de la misma o de distinta especie, están conectados entre sí a través de una red subterránea de micorrizas (mico= hongo, riza= raíz) -hongos que se conectan entre ellos y con las raíces de los árboles-. A través de ella se traspasan recursos vitales como carbono, agua, nitrógeno y fósforo, pero también comparten información más compleja y establecen distintos tipos de relaciones que les permite alertarse ante posibles peligros e incluso ayudarse entre sí cuando alguno está en condiciones menos favorables.

El hombre que plantaba árboles - EcoSpace

Si quieres saber más sobre este maravilloso descubrimiento mira el documental Fantastic Fungi disponible en Netflix.

¿Qué podemos hacer? Adoptar un árbol

No podemos ser un Bouffier, pero si tomamos conciencia siempre nos cruzaremos a lo largo de nuestra vida con oportunidades para reconectar con la naturaleza y tomar acción por los árboles y bosques.

  • Como ciudadanos podemos pedir a las municipalidades que protejan y amplíen la presencia de árboles en nuestros pueblos y ciudades. Nos podemos unir a plataformas cívicas que defiendan nuestros parques y zonas verdes. Si disponemos de un jardín propio o terraza podemos plantar pequeños árboles o plantas y reverdecer nuestros barrios.
  • Reciclar papel y cartón es una buena forma de proteger los árboles. Pero si consigues reducir su consumo evitarás que muchos terrenos tengan que ser destinados a la plantación de árboles para madera y papel, por lo que tu acción será todavía más efectiva.
  • No compres objetos de madera no certificada. Actualmente ya existe la certificación FSC en Perú que nos asegura el una gestión sostenible de los bosques de donde procede la madera. En Ecospace nos aseguramos de ello en los objetos que vendemos, como las sartenes Castey o Chufamix ( ámbos con certificación FSC ) o las artesanías de Niibiri que también son de recursos controlados. La madera, si se usa de forma sostenible, es un valioso recurso renovable.
  • Donar nuestro tiempo en acciones de reforestación, y si no podemos participar directamente podemos apoyar económicamente a organizaciones que sí lo hacen. En EcoSpace colaboramos con Conservamos por Naturaleza para poder adoptar un árbol nativo, para hacer un regalo especial o para apoyar la causa. Gracias a una donación de 52 soles por árbol adoptado, apoyarás a iniciativas de conservación voluntarias con fondos para la gestión y protección de los bosques. De cada donación, la mitad se utiliza para mantener la campaña, hacer monitoreo de los árboles y generar nuevas alianzas. Y la otra parte, va directamente a un fondo creado para el área de conservación en donde está tu árbol.

Related Posts

One thought on “El hombre que plantaba árboles

  1. edutorresv85 dice:

    Creo que es una muy bonita forma de dejar una huella positiva para el planeta. Esta historia del autor me ha permitido compartirla con mi hija que ama los árboles. Me gusta mucho su web y sus productos Ecospace. Siempre tan cumplidos y profesionales.

Deja una respuesta